La regulación de las armas traumáticas es un hecho.

Mastin Seguridad / Noticias / La regulación de las armas traumáticas es un hecho.

El ministro de Defensa, Diego Molano, confirmó que desde el Gobierno Nacional se firmó el decreto con el que se empezará a hacer regulación y control al porte de armas traumáticas en el territorio nacional.

Según explicó el jefe de la cartera de Defensa, ante el aumento del uso de esta clase de armas, también conocidas como armas de fogueo o menos letales, se decidió emprender esta medida para regular la tenencia y porte en el país.

En ese sentido, se aclaró que una vez el Decreto haya sido publicado, las personas naturales o jurídicas propietarias de armas traumáticas que cumplan con las características de armas de guerra o uso privativo y de uso restringido, contarán con 6 meses para entregárselas al Estado.

Además, se estableció que el plazo máximo para realizar el procedimiento de marcación de las armas traumáticas ante la Industria Militar (Indumil) será de ocho meses.

“Hemos evidenciado cómo estas armas comenzaron a ser modificadas y utilizadas para el crimen, utilizadas para el robo, y sobre todo para atentar contra la integridad de nuestra Fuerza Pública y de otros ciudadanos, porque eran modificadas. Por eso, a partir de la firma de este decreto, inicia una regulación y control de las armas traumáticas”, explicó Molano.

En esa línea, el ministro resaltó que este decreto define que esas armas traumáticas asimilan un arma de fuego, que para su uso deberá tenerse el porte, la tenencia y el permiso especial, igual comportamiento de un arma de fuego.

“En segundo término, se determina que todos aquellos que tengan armas de ellas adquiridas legalmente, tendrán una transición para registrarlas, lo mismo que todos aquellos que las comercializan, o que tienen actividades deportivas, recreativas o de protección”, agregó.

En ese sentido, se aclaró que una vez el Decreto haya sido publicado, las personas naturales o jurídicas propietarias de armas traumáticas que cumplan con las características de armas de guerra o uso privativo y de uso restringido, contarán con 6 meses para entregárselas al Estado.

Además, se estableció que el plazo máximo para realizar el procedimiento de marcación de las armas traumáticas ante la Industria Militar (Indumil) será de ocho meses.

“Hemos evidenciado cómo estas armas comenzaron a ser modificadas y utilizadas para el crimen, utilizadas para el robo, y sobre todo para atentar contra la integridad de nuestra Fuerza Pública y de otros ciudadanos, porque eran modificadas. Por eso, a partir de la firma de este decreto, inicia una regulación y control de las armas traumáticas”, explicó Molano.

En esa línea, el ministro resaltó que este decreto define que esas armas traumáticas asimilan un arma de fuego, que para su uso deberá tenerse el porte, la tenencia y el permiso especial, igual comportamiento de un arma de fuego.

“En segundo término, se determina que todos aquellos que tengan armas de ellas adquiridas legalmente, tendrán una transición para registrarlas, lo mismo que todos aquellos que las comercializan, o que tienen actividades deportivas, recreativas o de protección”, agregó.